Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Por: Edna Jaime

En la óptica de algunos analistas, Luis Videgaray le dejó un regalo envenenado a su rival, el titular de Gobernación, antes de partir. Sin que le temblara la mano, el secretario de Hacienda eliminó del proyecto de presupuesto (PEF) para 2017 los recursos destinados al Pronapred, un subsidio destinado a financiar acciones de prevención del delito y la violencia en demarcaciones seleccionadas. Si el secretario de Hacienda hubiera tenido que explicar su decisión, le hubieran sobrado razones. Las mismas que le hubieran faltado al titular de Gobernación para exigir la restitución de esos recursos. Eso no le quita jiribilla a la decisión de Hacienda: programas y subsidios inútiles no sufrieron recorte en el proyecto del PEF. Pronapred, sí, un recorte total.

ednajaime_33033799Los legisladores tendrán que decidir en los próximos días qué hacer con este subsidio. Si ratifican la decisión de Hacienda o la revierten.

Seguramente habrá legisladores dispuestos a asignarle una partida sin mayor examen. Otros caerán en la cuenta que eliminar el subsidio tendría un costo en imagen. Cómo explicar que el gobierno que presumió una nueva estrategia sustentada en un enfoque preventivo, elimine una de sus principales fuentes de financiamiento. Pero también hay legisladores afligidos por el repunte de la violencia y el crimen en el país y que están convencidos que podemos hacer las cosas de manera distinta y mejor.

Para leer más, consulte la columna de Edna Jaime, Directora General de México Evalúa, en El Universal aquí.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone