Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

La prevención es un componente central en toda estrategia de control de la violencia y el crimen, que tiene como premisa básica la idea de que es mejor intervenir antes de que se infrinja la ley o se lastime a una persona, o a un grupo de ellas.

En términos generales, las estrategias de prevención buscan, ya sea atender factores de riesgo presentes en el individuo, en la familia o en la comunidad, que incrementan las probabilidades de las personas cometan delitos (como problemas conductuales o crianza inadecuada de los hijos), o disminuir las oportunidades en el entorno físico que facilitan el delito (como lo son los terrenos baldíos o bajopuentes descuidados). También, las acciones de prevención pueden estar encaminadas a fortalecer a las estructuras sociales para que constituyan barreras ante conductas delictivas (ejemplos de éstas son los liderazgos positivos dentro de la comunidad, u organización vecinal).

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone